Una noche me levanté a mear, pensé en ahorcarme y lo hice

Juan Tallón cuenta que Onetti dejó que ordenase su biblioteca una joven que, por todo mérito, conocía el abecedario. Lo leí ayer en la primera de las entradas de Mientras haya bares, uno de sus libros. Tallón escribe que Onetti entró en pánico cuando examinó el resultado y encontró juntos a Borges, Le Carré, Steinbeck, …

Moros

De madrugada me crucé en Madrid con un tipo que profería gritos de muerte a los moros. Al tipo lo sujetaban entre dos o tres que había con él y él trababa de zafarse pidiendo a voces muerte a los moros aunque allí no había moros ni nadie más que el propio energúmeno, los que …