Moros

De madrugada me crucé en Madrid con un tipo que profería gritos de muerte a los moros. Al tipo lo sujetaban entre dos o tres que había con él y él trababa de zafarse pidiendo a voces muerte a los moros aunque allí no había moros ni nadie más que el propio energúmeno, los que... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑