La calle Seco

Recuerdo que en la puerta de la guardería de la calle Seco estaba escrito jardín de infancia María Auxiliadora. Recuerdo que nuestro piso era un quinto y que el portal era el seis. Recuerdo un sueño en el que estoy saltando a la comba en la terraza interior del piso y recuerdo en ese sueño... Leer más →

El sueño de Manhattan (contrahílo)

I Al final esta cama, la del otro apartamento, también era como la que describe Georges Perec en Especies de espacios, más larga que ancha. He tenido que medirla después de observarla durante un rato y parecerme cuadrada. Camas cuadradas las he conocido en hoteles de Nueva York y ahora he creído ver una de... Leer más →

Naturaleza muerta

La mesa de la que hablo es cuadrada porque sus cuatro lados miden lo mismo. Noventa centímetros. Tiene un mecanismo para hacerla algo más grande pero entonces deja de ser cuadrada y se vuelve oblonga. Estirada sirve para que en lugar de cuatro puedan apoyar los codos seis personas a la vez, aunque sin holguras.... Leer más →

Al-Zawahiri

Ayman Al-Zawahiri era médico cirujano nada menos, un tipo maduro y pulcro de aspecto amable y gafas con montura de varios cientos de dólares del que uno, teniéndolo enfrente, la pestaña del bolígrafo asomada en la galabiya, creería casi cualquier cosa que dijese, y que de no ser por su rango de vicepresidente de Al-Qaeda... Leer más →

Galapagar

Lo primero que uno piensa cuando ve escrito Galapagar en los indicadores de la A6 es en galápagos. A mí me ocurre cada vez que entro o salgo de Madrid, y a ese pensamiento le sigue siempre una evocación exótica y la idea de que si uno toma la salida y culebrea un poco entre... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑