El Ulster

Calle de Manhattan. Fotografía del autor Al escritor Miguel Anxo Murado el gobierno irlandés lo invitó a una estancia en el país para que trabajase tranquilo en un guión. Hará de esto veinte años. A Murado y a otros cinco escritores, alguno griego, otro americano, y a todos los alojaron en una mansión para artistas... Leer más →

Llegar primero

En la iglesia de Santa María del Pi, en el barri gòtic de Barcelona, ofrecían la actuación de una guitarrista rusa en una de las capillas. Obras de Fernando Sor, Tárrega, Albéniz y Granados y algunos extras. No debía bastar con la cartelería del concierto ni con los anuncios en los catálogos de ocio, que... Leer más →

La calle Seco

  Recuerdo que en la puerta de la guardería de la calle Seco estaba escrito jardín de infancia María Auxiliadora. Recuerdo que nuestro piso era un quinto y que el portal era el seis. Recuerdo un sueño en el que estoy saltando a la comba en la terraza interior del piso y recuerdo en ese... Leer más →

El sueño de Manhattan (contrahílo)

I Al final esta cama, la del otro apartamento, también era como la que describe Georges Perec en Especies de espacios, más larga que ancha. He tenido que medirla después de observarla durante un rato y parecerme cuadrada. Camas cuadradas las he conocido en hoteles de Nueva York y ahora he creído ver una de... Leer más →

Naturaleza muerta

La mesa de la que hablo es cuadrada porque sus cuatro lados miden lo mismo. Noventa centímetros. Tiene un mecanismo para hacerla algo más grande pero entonces deja de ser cuadrada y se vuelve oblonga. Estirada sirve para que en lugar de cuatro puedan apoyar los codos seis personas a la vez, aunque sin holguras.... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑