Catorce

A las tres y cuarto bajé a comer algo. A esa hora en Europa, y en casi cualquier lugar que no sea este, la gente bajaría a cenar. Pedí una cerveza y me apañé con el pincho, un combinado con muestras de tortilla española y de ensaladilla rusa y un dado de queso rebozado y... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑