La función generatriz de momentos

  Por la mañana, las ocho y media, camino de la estación un rastro de hojas de lechuga en la acera de la calle Urzaiz. Son hojas recién lavadas, enteras, a punto para la ensalada o para una fotografía. Se ve que no son del cogollo. Por la forma y también por el tamaño. Tampoco... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑